Etiquetado de pescado

Pescaderías y otros puntos de venta deben prepararse este año para ofrecer obligatoriamente en sus mostradores, a partir de diciembre, tablillas con más detalles sobre sus pescados o mariscos, como el arte de captura o si pueden provocar alergias. En materia de etiquetas, el sector del mar afronta la aplicación de dos importantes regulaciones: la nueva política común pesquera y la organización de su mercado (OCM), y la reglamentación europea (para todos los alimentos sin envasar) que exige declarar ingredientes alérgenos.

Los nuevos requisitos se aplicarán en diciembre, plazo que la federación que agrupa a las pescaderías (Fedepesca) tiene para preparar a minoristas y clientes para afrontar ese reto. El objetivo es que el consumidor esté mejor informado, si bien hay fuentes del sector que han cuestionado la conveniencia de datos tan exhaustivos, especialmente en el caso de la OCM.

La nueva política pesquera obligará a adjuntar en los carteles el arte utilizado en su extracción: redes de tiro, de arrastre, de enmalle, de cerco, izadas, anzuelos, nasas o trampas. Con carácter voluntario, el vendedor podrá facilitar la fecha de captura, fecha de desembarque, el buque que ha pescado los productos e información medioambiental «ética o social» acerca del pescado o marisco, nutricional o técnicas de producción. Ante toda esta profusión de datos, la UE ha determinado que la información voluntaria no podrá mermar el espacio disponible para la que es obligatoria.

En el ámbito pesquero hay disparidad de opiniones sobre la necesidad de especificar tantas cuestiones. «Nos adaptaremos, aunque cada vez hay más burocracia; lo de poner el nombre del barco es como si para un alimento agrícola sugieres que se indique el nombre del tractor», según una fuente de la distribución que pidió no ser citada.

El secretario general de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, José Manuel González Gil de Bernabé, critica la obligación de expresar la modalidad de captura, porque provocará que el consumidor considere «buenos y malos» a pescadores que al fin y al cabo faenan legalmente, sea cual sea el arte.

En diciembre entrarán en vigor también las reglas que obligan a mencionar todo ingrediente, presente en el alimento, que pueda causar alergias o intolerancias. Afectan a todos los productos comestibles no envasados, destinados a hogares o a colectividades. Desde Fedepesca han indicado que, en el ámbito de los productos pesqueros, hay que tener en cuenta, al hablar de alergias, componentes como los sulfitos en el marisco o a las personas con sensibilidad al anisakis.

Sin embargo, han añadido, el desafío está en hacer campañas para que estas nuevas exigencias no se conviertan en motivo de alarma.

pescado_envasado_es pescado_no_envasado_es

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies